Twitter response:

¿Cuál es el peor enemigo de nuestros dientes?

Como todas las partes del cuerpo humano, la dentadura también tiene su enemigo. Este es la placa bacteriana, que se arropa a los dientes formando una capa incolora con tono amarillento. A parte de perjudicar la imagen personal, la placa bacteriana es la mayor causa de caries y también puede dañar las encías, causando un fuerte dolor al paciente y minando la protección de los dientes.
En sí misma, es pegajosa y está formada por bacterias y azúcares provenientes de la ingestión de alimento. Para prevenir que esta placa dental se solidifique y endurezca formando el sarro, es imprescindible cepillarse los dientes tras comer. Igualmente, el hilo dental puede usarse para llegar donde no lo hace el cepillo, y enjuagarse con flúor dental con la finalidad de eliminar todos los restos de comida que se acumulan en los dientes y pueden provocar su descalcificación.
Los ácidos que desprende son los causantes de la caries y también de la gingivitis. Esta es la enfermedad que irrita las encías, enrojeciéndolas e inflamándolas, incluso llegando a provocar pérdida de sangre. Otra consecuencia de la acción de la placa bacteriana es la periodontitis, una enfermedad que daña los tejidos de soporte de los dientes y que puede provocar la caída de los mismos si no se trata.

Leave a comment