Twitter response:

¿Cómo consigo dientes sanos?

SIEMPRE HE PADECIDO DE CARIES ¿MI HIJO TENDRÁ EL MISMO PROBLEMA QUE YO?

En ocasiones, lucir una sonrisa desastrosa es producto de una incorrecta higiene bucal. Para evitar que esto ocurra, es preciso que, desde bien pequeños, los pacientes sigan estos pasos:

Empezar a limpiar los dientes lo antes posible: es a partir de la erupción del primer diente cuando ya pueden empezar las rutinas de higiene oral. Al principio, los niños deben utilizar un cepillo de dientes pequeño y de cerdas suaves, como también usar pasta dental con fluoruro. Es recomendable que este proceso esté controlado por el dentista, para así evitar una técnica incorrecta y la mala utilización de los productos de limpieza.
Utilizar la cantidad adecuada de dentífrico: el flúor es una sustancia realmente importante para el desarrollo de los dientes y para prevenir una de las enfermedades más comunes después del resfriado: la caries dental. Sin embargo, si un niño menor de seis años traga demasiado fluoruro, sus dientes pueden desarrollar lo que conocemos como fluorosis dental (manchas blancas en el esmalte). Para evitarlo, es aconsejable utilizar una cantidad pequeña de dentífrico (del tamaño de un grano de arroz).
Supervisar el cepillado: hasta que el niño no sea lo suficientemente mayor como para cepillarse los dientes, es responsabilidad de los padres hacerlo. Una vez pueda, es preciso supervisar la técnica cuidadosamente para asegurarse de que lo realiza correctamente y que utiliza la cantidad de pasta de dientes recomendada.
Acudir periódicamente a la clínica dental: para evitar problemas a largo plazo, es esencial que los padres programen visitas al dentista al menos una vez cada seis meses. El profesional podrá evaluar la limpieza dental que se está llevando a cabo y diagnosticar, si cabe, cualquier problema en la boca. Además, realizará labores de prevención para evitar enfermedades.

Leave a comment